PSOE y C's creen que la dimisión de Moix llega tarde y Podemos pide lo mismo para Maza y Catalá

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, atiende a los medios durante su visita a la Feria del Libro de Madrid.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, atiende a los medios durante su visita a la Feria del Libro de Madrid.
EFE/Luca Piergiovanni

La dimisión del fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, ha llegado "tarde y mal" para algunos representantes políticos. Así lo creen, al menos, PSOE y Ciudadanos, mientras que Podemos va más allá y pide la renuncia también al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ambos reprobados igualmente en el Congreso.

Para el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, la dimisión de Moix se ha producido por la presión de los medios de comunicación y de la opinión pública. También ha dicho que las distintas opiniones manifestadas en las últimas horas por miembros del Gobierno son, en su opinión, una "prueba más" de que el Ejecutivo no defiende la ejemplaridad.

Respecto a las declaraciones de Maza, en las que no ha visto nada reprochable en la actitud de Moix, Sánchez ha comentado que se trata de una "declaración de intenciones" y ha lamentado que se esté viviendo "una etapa muy negra" en la historia democrática de España.

En la misma línea, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ve "preocupante" que el fiscal general no aprecie ningún motivo para cesar a Moix y ha señalado que éste tenía que haber dejado el cargo hace tiempo y que "seguramente" no tenía ni que haber sido nombrado para ese puesto por ser el "favorito" de un corrupto, en alusión a Ignacio González.

"Parece que Moix ha tenido un poco más de sentido común que el fiscal general" al dejar su cargo, ha afirmado el número dos de Cs, censurando que haya restado importancia a su comportamiento en el caso Lezo y al hecho de que sea propietario de una sociedad en el paraíso fiscal de Panamá junto a sus hermanos.

Desde Podemos, el diputado Rafa Mayoral ha dicho que Moix "nunca debió ser" fiscal Anticorrupción y que se está viviendo un "proceso de degradación democrática" en España. Y ha dicho que por eso su grupo ha puesto en marcha el mecanismo de la moción de censura. Ha criticado al PP por defender a Moix.

Poco antes de que se conociera la renuncia de Moix, el portavoz del grupo parlamentario popular, Rafael Hernando, aseguró que es "un gran fiscal, un hombre justo, un hombre de derecho y así lo ha demostrado a lo largo de toda su trayectoria". A la pregunta de si le parecía ético que un fiscal Anticorrupción participase en una sociedad en Panamá, ha dicho que él hacía juicios "políticos y legales, no éticos".

Catalá respeta la decisión

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha expresado su respeto por la decisión "personal" de Moix y ha reiterado que no ve motivo alguno para promover un cambio del fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

"No hay más valoración por mi parte que tomar en consideración una decisión personal y que evidentemente es fruto de las circunstancias de los últimos días", ha dicho Catalá en declaraciones a los periodistas antes de inaugurar la nueva sede de Colegio de Graduados Sociales de Madrid.

Ha añadido que ha hablado con Moix esta mañana y éste le ha trasmitido que tenía "una presión personal que no le permitía seguir ejerciendo sus funciones".

Una vez más, Catalá ha negado que haya presiones del Gobierno sobre la Fiscalía: "Desde el primer momento respetamos la autonomía del Ministerio Fiscal. Nombramos como fiscal Anticorrupción a la persona que propuso el fiscal general".

También ha señalado que "no hay ningún elemento nuevo" en cuanto a la gestión que está haciendo Maza al frente de la Fiscalía General del Estado que deba promover ningún cambio en los criterios que promovieron su nombramiento.

Catalá llevará este viernes al Consejo de Ministros el decreto del cese de Moix.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento