Dan más luz, mejoran la seguridad vial y tienen una vida más larga. El Ayuntamiento tiene previsto cambiar todas las bombillas de los semáforos de Córdoba una vez que el Ministerio del Interior dé su aprobación a primeros de año. El Gobierno Municipal cambiará las tradicionales bombillas por unas de última generación tipo LED (Light Emitting Diodeos). Las bombillas LED basan su eficacia en el número de lámparas que hay en cada disco, es decir, donde antes había un sólo foco de luz ahora habrá 40 por disco. Así, si falla algún foco, ni se apaga el disco ni se inutiliza la señal. Aunque a la larga serán más rentables porque gastan menos energía, el mayor inconveniente de este sistema es que es más caro que el tradicional. Por eso, el Ayuntamiento espera que el Gobierno central subvencione parte de la inversión (1,2 millones de euros). Porque, según el delegado de Seguridad y Tráfico, José J. Cuadra, habrá que cambiar 5.500 bombillas de los más de 1.200 semáforos de la ciudad.