Moix dimite como fiscal jefe Anticorrupción tras conocerse su sociedad 'offshore' en Panamá

El fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix, ha su llegada a Palma de Mallorca tras conocerse el escándalo de su sociedad panameña.
El fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix, ha su llegada a Palma de Mallorca tras conocerse el escándalo de su sociedad panameña.
CATI CLADERA / EFE
El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, ha dimitido de su cargo por razones "personales", ha anunciado este jueves en una rueda de prensa sin preguntas su superior, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza. Este ha insistido varias veces en que "no había motivos" para su cese porque no ha existido, en su opinión —"lo he podido constatar de manera absoluta"—, ninguna "ilegalidad ni irregularidad" en su comportamiento.

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, ha dimitido de su cargo por razones "personales", ha anunciado este jueves en una rueda de prensa sin preguntas su superior, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza. Este ha insistido varias veces en que "no había motivos" para su cese porque no ha existido, en su opinión —"lo he podido constatar de manera absoluta"—, ninguna "ilegalidad ni irregularidad" en su comportamiento.

Sin embargo, Maza ha explicado a los medios que no ha podido convencer al fiscal de que no presentara su renuncia "irrevocable" y que ha tenido que aceptarla. La marcha de Manuel Moix se daba por hecho desde hace horas tras los sucesivos escándalos en el Ministerio Público y las últimas informaciones sobre su sociedad radicada en Panamá, según desveló Infolibre.

"Por ser titular de una participación en una sociedad no existe ninguna incompatibilidad. Los que saben de esto saben que lo que se trata de impedir es que un servidor publico intervenga en el mercado, pero el hecho de ser poseedor de un bien, que aunque fuera en el extranjero pagaba impuestos, es regular", ha abundado el fiscal general.

Maza ha provechado para lanzar un mensaje a los medios: "El argumento para la dimisión de un posible daño a la imagen pública debería ceder ante algo más importante, que es el fondo de la institución, la autonomía". Para él, la fiscalía debe ser independiente "no solo del Gobierno, sino también de todos los poderes del Estado y otras instituciones. Solo se debe al imperio de la ley y no debe ser influida por nada más".

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró el miércoles que había hablado con Maza y que este le había dicho que lo de Moix "no era nada, una propiedad familiar". La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el propio ministro lo señalaron como último responsable.

Moix fue elegido a finales de febrero por delante de otros seis aspirantes, todos ellos miembros de Anticorrupción. Fue una decisión de su jefe, el fiscal general del Estado, quien explicó que esa Fiscalía necesitaba "un impulso" y alguien de fuera que cambiara determinadas dinámicas. Su antecesor, Antonio Salinas, habría permanecido trece años en el cargo.

¿Qué pasará ahora?

Una vez aceptada su renuncia, Moix queda adscrito "a su elección y hasta la obtención de un destino con carácter definitivo", según el Estatuto del Ministerio Fiscal, a la misma Fiscalía Anticorrupción o bien aquella en la que ejercía antes de ser nombrado, es decir, en la Fiscalía del Supremo. La Fiscalía General ha informado de que volverá al Supremo como fiscal de Sala.

Por su parte, Maza tendrá que convocar el concurso de la plaza "lo antes posible" y proponer al Gobierno, tras escuchar el criterio del Consejo Fiscal, un nuevo nombre para sustuituirlo. El nombramiento será con un real decreto que aprobará el Consejo de Ministros, a cuya reunión llevará el tema el ministro de Justicia. Hasta entonces, se hará cargo la teniente fiscal Belén Suárez, segunda de Anticorrupción.

En enero había seis candidatos, además de Moix, para el puesto de fiscal jefe. Todos menos él tenían experiencia en Anticorrupción. Eran: Belén Suárez (teniente fiscal); Alejandro Luzón (caso Bankia y tarjetas black; el mejor situado ahora); María Teresa Gálvez (caso Púnica); Antonio Romeral (caso 'papeles de Bárcenas); José Miguel Alonso (caso SGAE); y Carlos Alba (ex teniente fiscal de Ciudad Real).

Es de prever, informa Efe, que estos mismos candidatos vuelvan a aspirar al puesto; en la votación del Consejo Fiscal que llevó al nombramiento del dimitido Moix, éste obtuvo la mayor votación, seguido de Luzón, nombrado hace unos meses teniente fiscal de la Secretaría Técnica de la Fiscalía. Este órgano consultivo está presidido por el fiscal general e integrado por el teniente fiscal del Tribunal Supremo y el fiscal inspector jefe como miembros natos, así como por nueve fiscales, seis conservadores y progresistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento