Durante el segundo trimestre de este año ingresaron en los juzgados aragoneses 627 delitos de violencia sobre la mujer y 49 faltas, mientras que en el mismo periodo del año anterior se registraron 365 delitos y 21 faltas. Prácticamente la mitad, según los últimos datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial.

La mayoría fueron delitos por lesiones y malos tratos (477), pero también los hubo contra la libertad (79), la integridad moral (30) y la libertad sexual (5).

La violencia doméstica sigue aumentando y cada vez se denuncia más, según explican en el Observatorio contra la Violencia sobre la Mujer. De abril a junio de este año se juzgó por ello a 100 personas, 18 más que el año anterior. Sólo uno de los agresores era mujer, española, y fue condenada. De los hombres, 58 eran españoles y 41 extranjeros y 82  resultaron condenados.

La mayoría de los procedimientos –337 de los 542 que se desarrollaron– se debieron a malos tratos ocasionales. Otros 165 fueron por lesiones y 40 por maltrato habitual.

Las órdenes de protección disminuyeron en este trimestre. Se solicitaron 198 frente a las 243 que se pidieron el año anterior. Sin embargo, los incumplimientos de estas órdenes se dispararon, pasando de 2 a 18 en el ámbito penal, de 0 a 4 en el civil, y de 5 a 12 en los quebrantamientos de condena.

Del total de órdenes de protección se concedieron 180, de las que 174 fueron solicitadas por las víctimas. Tres fueron pedidas por otras personas, dos por el ministerio fiscal y uno de oficio.

De las que pidieron protección, 103 eran mujeres españolas mayores de edad y 93, extranjeras. Sólo hubo dos para menores de edad (una española y otra que no lo era). En cuanto a los hombres denunciados, 114 eran españoles y 84 extranjeros.

Miedo a denunciar

Las mujeres siguen teniendo mucho miedo a denunciar a sus maltratadores y aún hay muchas que lo sufren en silencio. Sólo el 10,2% de las denuncias del segundo trimestre fueron presentadas por las propias víctimas directamente y el 0,5% por familiares, pero la gran mayoría se registraron por los atestados policiales: el 71,4% con denuncia de la víctima, el 0,5% de la familia y el 7,7% de la Policía.

En el resto de los casos, el 8,3% de las denuncias se interpusieron a raíz de un parte de lesiones y el 1,5% por los servicios asistenciales.

Asuntos en marcha más procesos

En el segundo trimestre ingresaron 858 asuntos penales, se resolvieron 870 y quedaron pendientes 539. También entraron 296 diligencias urgentes, se resolvieron 297 y quedaron 9 pendientes. En cuanto a procedimientos abreviados, ingresaron 140, se resolvieron 135 y quedaron sin finalizar 103.

Señalamientos más juicios

En total se celebraron 45 juicios penales por violencia sobre la mujer y 25 por faltas, así como 20 juicios rápidos y 26 señalamientos civiles. Estas cifras suponen casi el doble que el mismo período del año anterior, cuando hubo 29 penales, 13 por faltas y 16 juicios rápidos. Sin embargo, hubo más civiles, 46.