Tercera tragedia en tres semanas. Veinte inmigrantes africanos habrían muerto este fin de semana después de que la embarcación en la que intentaban llegar a las islas Canarias volcara  por las malas condiciones meteorológicas frente a las costas de Gambia, según informaron ayer la Policía y un superviviente. Éste dijo que en la embarcación iban unas cincuenta personas, de las que 30 pudieron escapar. Indicó además que se habían recuperado siete cadáveres. Por otro lado, la Guardia Civil detuvo a 56 inmigrantes, 18 de ellos menores de edad, después de que arribaran a bordo de tres pateras a las islas de Lanzarote y Gran Canaria.