Fracasa el plan municipal para recuperar las dunas en la playa de Samil
Los peatones esquivan las ya secas dunas de la playa.
Las plantas están secas en una de las puntas del arenal.  El proyecto de recuperación de las dunas de la playa de Samil ha fracasado. La escased de lluvias y la falta de protección han hecho que actualmente las plantas se encuentren completamente secas.

El Concello inició el proyecto ecológico este verano. El objetivo era crear una duna de cinco metros de ancho que serviría de parapeto para evitar que la arena llegase a la carretera los días de viento y lluvia. En concreto, esta duna se pretendía establecer en la zona del centro deportivo, junto a la desembocadura del Lagares.

El proyecto culminó con éxito en otras playas como la de O Vao o Argazada, donde una malla protectora contribuye a mantener la reserva dunar. En ellas tampoco faltan las indicaciones para que los peatones y las máquinas respeten la zona protegida ecológicamente.

Por el contrario, en Samil la protección depende sólo de la voluntad de los viandantes y de los operarios de limpieza, que las esquivan.