Caos «tercermundista» en la oposición a Limpieza
Los aspirantes cortaron la calle La Victoria para intentar escuchar, entre gritos y silbidos, lo que les decían.(Pablo Elías)
Alas 8.30 horas de ayer ya había gente junto al edificio de la Policía Municipal, en La Victoria, a la espera de realizar las entrevistas personales de la oposición al servicio de Limpieza, que un juez anuló y ordenó repetir.

Esperaron para nada, puesto que el caos se adueñó de la situación en cuanto una persona comenzó a llamar con un megáfono a los primeros de la lista. No se escuchaba nada. Hubo gritos, silbidos y frases como «esto es tercermundista, sinvergüenzas, no somos borregos».

Provocación innecesaria

«O son unos incompetentes o se trata de una provocación», aseguraron algunos opositores a 20 minutos.

Llamaron a unos 20 por la mañana y a otros 40 por la tarde. A ese ritmo tardarán casi dos meses en realizar todas las entrevistas. Un tiempo en que los aspirantes deberán permanecer atentos a qué apellido se llega y a cuándo les puede tocar su turno (ya sea a través de la web del Ayuntamiento o llamando al teléfono 010), cuando lo habitual es que se cite individualmente a cada uno de ellos, un día determinado y a una hora.

Quienes actualmente trabajan tuvieron que soportar una cola de casi dos horas para que, en una sola ventanilla, les dieran un justificante que presentar en sus empleos. Continuaban allí cuando salieron los primeros en realizar la entrevista, que relataron cómo, en poco más de dos minutos, les lanzaban preguntas del tipo: ¿Cuáles son las funciones del Pleno del Ayuntamiento? o ¿qué características tienen los residuos peligrosos? Momento que se vivió con tensión, ya que algunos animaban al resto a no responder a esas preguntas, «tiene que ser una entrevista personal, no un examen oral», gritaban.

«Si tensan la cuerda, se rompe»

Javier León de la Riva amenazó ayer con privatizar el servicio de Limpieza. «Si siguen tensando la cuerda... al final se puede romper», aseguró. De hecho, varias empresas han presentado ofertas para hacerse cargo de la limpieza de la ciudad, algo que «no es descartable» para el alcalde, que insistió en que Valladolid es una de las pocas urbes que mantiene el servicio con empleados públicos.

La polémica oposición paso a paso

¿Cuándo empezó todo?: Hace tres años. Se convocaron 162 plazas para hacer fijos puestos de peones de Limpieza y Jardines que estaban cubiertos de forma provisional.

¿Por qué protestaron?: Porque consideraron que las entrevistas no fueron objetivas.

¿Qué dicen los jueces?: Dan la razón a los trabajadores en cuatro sentencias y han obligado a repetir la fase de entrevistas de la oposición.

¿Hay antecedentes?: Sí, ya ocurrió lo mismo en otra ocasión, en 1994.

¿El conflicto?:Por un lado quienes suspendieron y quieren aceder al puesto de forma objetiva; del otro, quienes aprobaron y ahora pueden quedarse fuera.