Una plaga de roedores invade el despacho de Gallardón
El nuevo lugar de trabajo del alcalde.

Un número aún indeterminado de roedores campa a sus anchas por la nueva sede del Ayuntamiento de Madrid, en Cibeles. Al parecer, la plaga se detectó la semana pasada y ha llegado hasta la cuarta planta, donde se encuentra el despacho del alcalde, Alberto Ruiz-Galladón, la Sala de Juntas de Gobierno o el de Actos.

Son «ratas o ratones» que aparecen en el momento menos esperado provocando el sobresalto de los empleados, según Europa Press. Los trabajadores recibieron el jueves la orden de abandonar sus puestos antes de finalizar la jornada, aunque no se les comunicó el motivo. Al día siguiente se aprovechó la festividad de la Almudena para desratizar las dependencias, asegura CC OO.

«No es de extrañar» que haya roedores, debido a la cantidad de escombros que se están removiendo en la reforma, asegura CC OO.

Un portavoz municipal aseguró ayer que desconocía la existencia de la plaga.