De temporal a indefinido
De temporal a indefinido 20MINUTOS.ES

¿Tienes un empleo temporal y te interesa pasar a ser permanente? ¿Qué puedes hacer para conseguirlo? Ésta son unas preguntas que se plantean muchos trabajadores eventuales.

Aunque se les haya dicho claramente al contratarles que el empleo sólo durará un tiempo, puede que el empresarios acabe firmando con ellos un contrato permanente. Para conseguirlo conviene seguir unas pautas.
cómo organizarse

1. Sé eficaz.- Conoce tus obligaciones y cúmplelas. Muéstrate dispuesto a colaborar en caso de urgencia y házselo saber a tu supervisor o jefe directo.

2 . Cumple tus tareas.- Es fácil reconocer a los empleados que hacen el mínimo esfuerzo. Debes demostrar que te interesa el trabajo en sí y que no sólo pretendes ganar algo de dinero durante algunos meses. Trabaja como si fueras permanente y lo notarán.

3. Identifícate.- Entérate bien de dónde estás y cuáles son los objetivos y la forma de pensar de tus patronos. Conoce a tus jefes y procura que te conozcan. Hazte notar, como si fueras a estar allí siempre.

4. Cuídate.- La higiene y la ropa adecuada mejoran tu imagen y proyectan la idea de que respetas el lugar donde trabajas. Esto es especialmente importante si lo haces de cara al público.

5. Sé resolutivo.- Intenta ser esa persona que busca soluciones y no se queda paralizada en momentos de crisis. Ofrécete para las tareas en que se pida ayuda a los empleados aparte de sus obligaciones.

6. Evita conflictos.- En un lugar nuevo es mejor mantenerse al margen de los problemas de los demás. Muchos de estos conflictos pueden ser con la propia empresa y no te conviene solidarizarte con personas o posturas que pueden no estar bien vistas. Ante la duda, inhíbete de críticas y protestas. Sé simpático con todos, pero no hables de nadie, ni bien ni mal, pues no sabes dónde residen las simpatías de tus interlocutores.

7. No abuses.- Puede que tengas acceso a material o que te hagan descuento en sus productos. Procura no aprovecharte en demasía de estas ventajas, pues los gastos internos nunca pasan desapercibidos.

8. Interésate.- Haz saber a tus superiores que te quedarías allí gustoso si hubiera algún puesto permanente en el futuro. Insiste en ello y trata de convencerles. A ninguna empresa le gusta adiestrar a alguien que piensa en abandonar el trabajo al cabo de un tiempo.