Las ovejas de Loja son reconocidas como raza de protección oficial
Rebaño de ovejas lojeñas, autóctonas del poniente granadino.

Ya están en el Catálogo Oficial de Ganado de España. La provincia de Granada cuenta ya con dos razas de ovejas autóctonas: el cordero segureño, natural de la comarca de Huéscar, y la oveja lojeña, que acaba de ser reconocida como raza de protección oficial por el Comité de Razas de Ganado de España. A partir de ahora, los ganaderos de la zona del poniente granadino podrán beneficiarse de las ayudas agroambientales correspondientes al periodo 2007-2013. El objetivo más inmediato será incrementar la rentabilidad de la raza, así como poner en valor y conservar la especie, una tarea en la que los ganaderos tendrán el apoyo de la Diputación de Granada.

La oveja lojeña es de tamaño pequeño –pesa entre 30 y 45 kilos– y es un animal ligero, ágil y activo. Está perfectamente acostumbrado a vivir en condiciones extremas, por lo que soporta bien las altas temperaturas del verano y el frío y la nieve invernales. Produce 1,16 corderos anuales y entre 2 y 3,5 kilos de lana.