La Asociación Vecinal Familiar Alameda de Osuna presentará mañana un segundo lote de mil firmas en el Arzobispado de Madrid en protesta por la venta de la iglesia del Padre Nuestro, emplazada en terrenos que fueron donados a la Iglesia en los años setenta, y exigió que la parcela se ceda para equipamientos públicos. La parroquia fue realizada por la constructora Bareco en una parcela de 400 metros2 que inicialmente estaba destinada a albergar los jardines de las viviendas que se estaban edificando en la calle Cantabria. Al final, los terrenos fueron donados a la iglesia, que ahora se ha trasladado al centro del barrio.