El juzgado de Sant Boi mantiene las medidas cautelares para Sergi Xavier, acusado de agredir a una menor ecuatoriana en FGC a principios de octubre. De este modo, se rechaza la petición de la defensa del acusado, mientras que no sea juzgado. Así, el joven continuará en libertad, pero deberá estar presente en su domicilio dos veces al día, para que la Policía compruebe que no ha huido, entre otras medidas. El abogado considera que estas limitaciones reducen la posibilidad de Sergi de encontrar trabajo, pero el juez responde que no se ha presentado a ninguna entrevista concertada que exija atenuar la decisión.