Carrera de ‘skaters’ entre el tráfico
Uno de los patinadores, seguido por un coche con las luces encendidas.
Los deportes de riesgo empiezan a ser peligrosos incluso para quienes no los practican.

La última locura que triunfa en Internet es un vídeo de tres jóvenes franceses descendiendo en monopatín a más de 60 kilómetros por hora la carretera GI-681, que une las localidades de Llagostera y Tossa de Mar (Girona).

En la grabación, colgada en www.dailymotion.com, se observa cómo los skaters se cruzan con los coches que van en dirección opuesta, mientras que los vehículos que circulan detrás de ellos no se atreven a adelantarlos.

Esta carrera no produjo accidentes, pero sí el temor de  conductores y vecinos que avisaron a la Policía Local de Tossa. Sin embargo, ésta no pudo multar a los infractores porque los localizó cuando ya habían acabado el descenso. Ante la polémica generada  por las imágenes, el miércoles este cuerpo policial calificó  el incidente de «caso puntual».

La loca carrera, ahora hecha pública, se produjo el pasado enero, antes de la bajada de carretillas, que se celebra en Tossa por la Festa Major d’Hivern de Sant Vicenç.
Los tres skaters eran participantes de esta prueba, organizada en la carretera GI-682 por el Motor Club de Tossa y su Ayuntamiento, pero decidieron salir a «practicar» por la G-681un poco antes, según fuentes policiales.

El monopatín usado por los jóvenes es más largo que los habituales, se denomina longboard y suele superar los 60 km/h. Uno de los tres skaters iba grabando con una cámara a sus dos compañeros, como demuestra el vídeo, en el que sólo se ven sus piernas. Según Trànsit, sólo les podían imponer 60 euros de multa.

Mira el vídeo en...

www.20minutos.es