Arantxa Sánchez Vicario
La extenista y entrenadora Arantxa Sánchez Vicario. GTRES

El Banco de Luxemburgo ha demandado a la extenista Arantxa Sánchez Vicario, de 45 años, por un presunto delito de alzamiento de bienes, según informa este lunes Vanitatis.

La demanda, que ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, apunta directamente también a su marido, Josep Santacana y a varias empresas de este. Los dos declararán por videoconferencia al estar residiendo en Miami (Estados Unidos).

El caso se remonta a hace varios años, cuando se enfrentó a sus padres y a sus hermanos asegurando que, a pesar de todo lo que había ganado como tenista, su familia la había arruinado. La deportista comentó entonces desconocer la cantidad que poseía hasta que en 2008 contrajo matrimonio. Hacienda le reclamaba entonces 5,2 millones de euros por el impago de impuestos de 1989 a 1993. 

La querella contra su familia, sin embargo, nunca llegó a ser admitida debido a la enfermedad que padecía el padre, alzhéimer. En el acuerdo extrajudicial que firmaron después permitía a sus padres disfrutar de su casa hasta la muerte de uno de ellos. Para hacer frente a las deudas, solicitó un crédito al Banco Sabadell avalado por el Banco de Luxemburgo, que ahora se ha querellado contra ella por un delito de alzamiento de bienes.