El campo de rugby del polideportivo bilbaíno de Rekalde tendrá dentro de unos meses un nuevo aspecto. La hierba artificial gana terreno, se está colando en todos los campos de fútbol municipales de Bilbao y, ahora, también se pondrá en el de rugby.