Dormir poco nos puede costar un disgusto. Según el experto en sueño Eduard Estivill, que está estos días en Bilbao para participar en la segunda edición de los Encuentros de salud, conciliar el sueño entre 4 y 5 horas los días laborables aumenta un 40% el riesgo de sufrir un accidente de tráfico o de trabajo.

El doctor Estivill asegura que un tercio de la población vasca sólo duerme este tiempo entre semana e intenta recuperar las horas de sueño perdidas durante el fin de semana, al pasarse entre 12 y 14 horas en la cama. «Es una idea equivocada; es como si comiéramos una naranja al día durante cinco días seguidos y luego el fin de semana desayunáramos, comiéramos y cenáramos cinco veces cada día», señala.

Lo conoce como síndrome de deficiencia crónica del sueño, y puede tener varias consecuencias en la salud. En concreto, la falta de sueño puede provocar ansiedad, irritabilidad, disminución de la capacidad intelectual, pérdida de memoria, falta de reflejos, reacciones emocionales anómalas o depresión. Incluso, en algún caso extremo, puede producir alteraciones que lleven a la muerte.

También habla el doctor Estivill de las circunstancias que sufren los que deben trabajar de noche y dormir por el día. «No obtienen los mismos beneficios; el sueño durante el día es más corto y superficial y, por lo tanto, menos reparador.

Diálisis en casa

Por otro lado, ayer pudimos  saber que los vascos con insuficiencia renal son los más proclives a realizarse la diálisis (limpieza de las toxinas en la sangre) en su propia casa.

Sí, el 20% de los casi 900 pacientes que hay en Euskadi tienen una máquina en su domicilio, lejos del 9% de la media española. «A mí me hace la vida mucho más cómoda y lo recomiendo», comenta David Melchor, basauritarra de 58 años que lleva cuatro con el tratamiento en casa.

Osakidetza vuelve a negociar

Tras romper las negociaciones y tirar hacia delante con la puesta en marcha del convenio de condiciones laborales firmado únicamente con el Sindicato Médico, Osakidetza vuelve a abrir las puertas de la negociación.

El consejero de Sanidad del Gobierno vasco, Gabriel Inclán, anunció ayer que el próximo día 20 de noviembre se celebrará una nueva reunión de la mesa sectorial, en la que espera que los sindicatos «aparquen los insultos y el ruido y negocien». Aun así, las centrales no han desconvocado los paros previstos para este mismo jueves.