Málaga lidera la lista negra de muertos en el tajo en Andalucía: 12 víctimas de la fatalidad, el azar, la inexperiencia o la falta de seguridad. Por eso, no es de extrañar que la Inspección de Trabajo esté endureciendo los controles, hasta el punto de que con apenas un 26% más de inspecciones en 2007 ha logrado pillar el doble de infracciones laborales en la provincia que hace sólo un año: 141.

Entre enero y junio de 2006 se detectaron 60, según la estadística del Gobierno central en una reciente respuesta parlamentaria al PSOE. Y esa misma efectividad ha llegado a la construcción, el más siniestro de todos y que en lo que va de año acumula ocho fallecidos en Málaga.

Las sanciones en este sector se han triplicado en el primer semestre del año: 34, frente a las 11 contabilizadas en igual periodo de 2006. Estas multas han supuesto en total 74.073 euros, el triple que hace un año.

En estos resultados incide, además, que en el semestre de 2007 se han revisado un 50% más de obras (1.428).

Aún así, llama la atención que pese a las cifras negras de accidentes en el andamio, sólo uno de cada cinco infracciones recogidas en el primer semestre han sido en la construcción. «La mayoría suelen ser por subcontratar a terceras empresas, prohibidas por la ley, pues sólo se permite hasta una segunda», explica el responsable de Construcción en UGT, José Rivas.

 ¿Significa que la construcción se está poniendo las pilas? UGT achaca su escaso porcentaje dentro del total de sanciones a que en el dato no se incluye el verano, cuando denunció 200 incumplimientos. CC OO, en cambio, lo vincula al parón de la construcción, pues sigue existiendo inseguridad en las obras, en especial en zonas del interior.

Servicios y metal, también multados 

Si la construcción concentra sólo 34 de las 141 infracciones detectadas en el primer semestre del año, ¿hay algún sector que siga sus malos pasos en cuanto a incumplir las normas laborales? El responsable de salud laboral en el sector de la construcción en CC OO, Francisco Díaz, asegura que el sector servicios aparece como segundo, también porque es la segunda actividad económica en la provincia. Según asegura, han constatado que en el comercio y la hostelería se está produciendo un ligero repunte de las sanciones, mientras UGT alza en segundo lugar a los talleres de automoción y el sector del metal.