Colas de madrugada para solicitar una plaza de ‘parking’ en Miraflores
La fila de aspirantes a una plaza de ‘parking’ era numerosa a las 11.00 horas de ayer a la entrada al salón de actos del instituto Jardines de Puerta Oscura. (Á.C)

Hace cinco años que se construyó un aparcamiento municipal en la avenida Nuestra Señora de Los Clarines, en la zona de Miraflores de Los Ángeles, pero a veces Jessica Luque tiene que estacionar lejos: «En La Roca o cerca del hospital Materno Infantil». Ayer se abrió el plazo para presentar las solicitudes de compra de las 841 plazas de un nuevo parking para residentes que la Sociedad Municipal de Aparcamientos hará allí. La cola frente al salón de actos del instituto Jardines de Puerta Oscura comenzó a las 3.00 h, pues se respeta el orden de llegada. Más de 400 personas cumplieron ayer el trámite, que puede formalizarse en los próximos 14 días en la Junta de Distrito. Las plazas (de 12.000 a 20.000 euros) son en propiedad.

Testimonios desde la cola

Cristina Castañeda, 20 años.

«Poder aparcar en este barrio está chungo. En mi casa tenemos dos coches. En un
día que no sea malo echamos 10 minutos en encontrar un sitio donde aparcar». 

José Antonio Pacheco, 69 años.

 «Cada vez la gente se compra más coches. Algunas familias acumulan cinco. Cada hijo quiere tener el suyo propio; si no, una moto.
Otros quieren una plaza para su barca».

María Macías, 55 años.

«Hacen falta aparcamientos. Nosotros tenemos un coche en casa. Tardamos 30 minutos en encontrar sitio para aparcar. Muchas veces mi marido va a trabajar en bici».