El Ayuntamiento de Alicante comenzará dentro de un mes las obras de reparación y consolidación del muro del Raval Roig y de la parte de la ladera de Benacantil más próxima que sufrió desprendimientos de grandes rocas hace unas semanas. Los trabajos, que durarán de seis a ocho meses, «es posible que corten parte del tráfico de Juan Bautista Lafora», en concreto el carril más próximo al muro en dirección hacia la plaza del Mar, según dijo ayer Andrés Llorens, concejal de Servicios y Mantenimiento. El coste de las obras asciende a 654.708 euros.