La asociación de padres de alumnos Avantar, del colegio Salgado Torres, denunció ayer la deficiente construcción de la cubierta del patio de este colegio coruñés. La obra, que desarrolla la Consellería de Educación, es un «despropósito» para los padres, ya que dos de las tres puertas del patio que van a cubrir quedan descubiertas, y aseguran que los niños de Infantil, al estar en un edificio anexo al otro lado del colegio, no podrán usar este espacio. Dicen que las obras están paradas, a pesar de que la Xunta les dijo que acabarían antes de iniciar las clases.