Por primera vez en mucho tiempo, en Santiago los nacimientos superan a las defunciones. Según la última encuesta registrada por el Instituto Galego de Estatística (IGE), en 2006 nacieron 773 santiagueses  (403 hombres y 370 mujeres) y fallecieron 766. Pero los datos aún están lejos de las previsiones más optimistas que prevén llegar a los 100.000 habitantes.