Un muerto y 7 heridos en una reyerta entre neonazis y ‘red skins’

La pelea ocurrió ayer a mediodía en el metro de Legazpi. El agresor ha sido detenido. La víctima de 16 años, era hijo único.
El equipo del Samur, cuando atendía a uno de los heridos. (Emergencias Madrid)
El equipo del Samur, cuando atendía a uno de los heridos. (Emergencias Madrid)

Un joven de 16 años, español e hijo único, murió ayer tras recibir una puñalada en el pecho que le afectó el corazón en una reyerta entre miembros de grupos presuntamente skinheads y red skins en el metro, según la Policía Nacional. El supuesto agresor,  de 24 años, fue detenido. La reyerta se saldó con cuatro apuñalados, uno grave, que está fuera de peligro, y tres heridos más leves.

Los hechos ocurrieron a las 12.00 en la estación de Legazpi, en la Línea 3. En un convoy se encontraron dos grupos que se dirigían a la manifestación convocada por las Juventudes de Democracia Nacional en Usera contra los inmigrantes. Unos, los skin heads o cabezas rapadas, radicales de extrema derecha, acudían para sumarse a la marcha y los otros, red skins, ideológicamente vinculados a la extrema izquierda y a movimientos antisistema, pretendían reventarla. La protesta había sido autorizada por la Delegación del Gobierno.

A pesar de que las primeras investigaciones apuntan a que se trata de un enfrentamiento entre bandas neonazis y antisistema, una amiga del joven fallecido contó ayer a EFE que ni éste ni ninguno de sus acompañantes pertenecía a grupos antifascistas. Según su relato, el agresor se lanzó contra sus compañeros sin ningún motivo aparente, pues no llevaban pancartas, aunque sí reconoció que se dirigían a protestar contra la manifestación anti inmigrantes. La Policía interceptó después a unos 300 chicos antisistema que pretendían reventar la marcha en la glorieta de Cádiz, lo que desató un enfrentamiento con los agentes, y que dejó cuatro detenidos, dos de ellos menores, y un policía  herido por quemaduras.

Protestas y disturbios en Sol

Unas 500 personas se concentraron ayer en Sol en protesta por la muerte del joven de 16 años apuñalado en Legazpi y corearon consignas como «Los fascistas son los terroristas» y «Viva la lucha de la clase obrera». Tras la concentración se produjeron algunos disturbios en la zona de Sol y Malasaña . Para los próximos fines de semana hay previstas dos marchas ultras. Una, convocada por Alianza Nacional y otra, en conmemoración del 20-N. El Movimiento contra la Intolerancia pide que se prohíban.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento