Según ha informado el Instituto Armado, al primero de los detenidos, vecino de Lugo de 50 años de edad, se le imputan los delitos de receptación, hurto y falsedad documental. El segundo, natural de Bóveda (Lugo), está acusado de un delito de robo con fuerza.

La Guardia Civil inició la investigación tras tener conocimiento de la existencia de un establecimiento en Sarria (Lugo) que podría comerciar con cobre conseguido de forma ilícita.

Así, el pasado 18 de mayo, agentes de la Benemérita observaron a un camión que se encontraba en las instalaciones cargando "chatarra" y otros materiales.

Tras no ser aportada la documentación requerida por el gerente del local, los agentes inspeccionaron las instalaciones, donde encuentran cable de cobre de tres tipos distintos con un peso total de 72 kilogramos que supuestamente habría sido robado de otros negocios.

Los detenidos pasarán a disposición judicial junto con el material intervenido por la Guardia Civil antes de su devolución a las empresas propietarias del cobre.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.