En una nota, la asociación ha señalado que "ni la salud alimentaria ni la seguridad de las personas pueden ponerse en riesgo en ningún caso, como tampoco un servicio esencial como el transporte público", sobre todo durante la Feria de Nuestra Señora de la Salud, "donde la aglomeración de personas y la ingesta de bebidas alcohólicas hacen especialmente vulnerable el siempre difícil equilibrio entre la diversión y la seguridad".

Asimismo, la asociación ha advertido en los últimos años de las irregularidades y falta de control detectadas durante la feria, especialmente en lo que se refiere a la venta de alcohol y tabaco, además de la adopción de medidas necesarias para la refrigeración y protección de los alimentos no envasados.

Igualmente, se ha informado irregularidades que afectan a los derechos de los consumidores, como la ausencia de información con los precios de las consumiciones en las casetas públicas de la Feria o la falta de carteles informando de la posibilidad de solicitar hojas de reclamaciones.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.