Biomasa
Biomasa CONSELL DE MALLORCA

Según han informado desde la institución insular en una nota de prensa, su puesta en marcha permitirá prescindir del gas propano y aprovechar los restos vegetales de las fincas públicas como combustible para el agua caliente y la calefacción.

Esta mejora, han explicado, supondrá un ahorro económico considerable y permitirá utilizar los restos vegetales procedentes de los tratamiento silvícolas de las masas forestales de la finca y de Son Macip, también propiedad del Consell.

La consellera insular de Medio Ambiente, Sandra Espeja, ha destacado "la importancia de aprovechar todos los recursos propios para cambiar los parámetros actuales e ir hacia una economía circular".

La caldera instalada tiene una potencia de 150 kilovatios y el presupuesto del contrato asciende a 71.269,00 euros. Las obras de instalación se han prolongado durante dos meses, después del periodo de pruebas las obras quedarán recepcionades y la caldera de biomasa estará en pleno uso.

El objetivo del Departamento de Medio Ambiente es que esta primera caldera de biomasa sea una prueba piloto y que se puedan ir instalando en todos los refugios de la red del Consell.