El presidente de la Diputación, José Entrena, ha visitado este jueves la carretera, ya en servicio, junto al diputado responsable del área, José María Villegas y la alcaldesa de la ELA, Laura Martínez.

Villegas ha explicado que las obras han consistido fundamentalmente en la rehabilitación del firme mediante la ejecución de una capa de refuerzo con hormigón, que "ha solucionado la falta de adherencia y mejorado las condiciones de seguridad y comodidad de la circulación". Además, se ha mejorado el sistema de drenaje superficial y se ha repuesto la señalización horizontal y el balizamiento, según informa en una nota la Diputación.

La carretera provincial GR-7100 tiene su origen en el punto kilométrico 25 de la autovía A-92N y, tras atravesar el municipio de Bácor, termina en la carretera A-315 a la altura de la presa del Negratín, con una longitud total de 17,600 kilómetros.

Entre los puntos kilométricos 12,6 y 17,6 el firme presentaba anomalías características del envejecimiento del aglomerante asfáltico y de las cargas a que ha sido sometido, por lo que era necesaria la intervención.

Las obras comenzaron en diciembre de 2016 y el presupuesto total para la ejecución de la obra ha sido de 389.915,97 euros. Además, Entrena ha informado de la puesta en marcha de unas obras, en el marco del Plan Provincial de Obras y Servicios, de remodelación de la calle Ánimas del municipio, y de abastecimiento, saneamiento y pavimentación de la calle Andalucía. En total, casi 63.000 euros de inversión.

También se ha ampliado y modernizado la plaza de San Bernabé, en el marco del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles de la Diputación, con una inversión de más de 43.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Granada.