La Ertzaintza ha desactivado esta mañana un artefacto explosivo compuesto por cinco kilos de cloratita que había sido colocada en los juzgados de Getxo (Vizcaya), según informó el departamento vasco de Interior.

Sobre las seis y cuarto de la mañana el servicio de atención de emergencias SOS-Deiak de Vizcaya, recibió
la llamada de una persona que dijo hablar en nombre de ETA y que alertó de la explosión en media hora de un artefacto explosivo en el edificio de los juzgados de Getxo.

Las dotaciones policiales desplazadas al lugar indicado localizaron junto a la puerta principal del inmueble una mochila sospechosa, por lo que procedieron a acordonar el juzgado y la zona colindante.

El equipo de desactivación de explosivos de la Ertzaintza examinó el contenido de la bolsa y comprobó que en su interior había una olla que contenía 5 kilos cloratita con un cordón detonante y un temporizador.

Los artificieros de la Policía Autónoma lograron desactivar el artefacto, del tipo de los utilizados por ETA según el departamento de Interior, sin que se produjeran daños personales.