Universidad Pompeu Fabra
Universidad Pompeu Fabra EFE

La Universidad Autónoma de Barcelona y la Pompeu Fabra son las universidades españolas con mayor número de indicadores de mayor rendimiento (un total de 24), según el Ranking de la Fundación CYD, que analiza 17 ámbitos de conocimiento y 1.741 titulaciones, en el que participan 50 universidades públicas y 32 privadas. Los autores concluyen que la universidad española avanza y aumenta la diversidad.

Cerca de ellas, aparecen la Universidad de Navarra (20 indicadores de mayor rendimiento), la de Barcelona (18), la Rovira i Virgili de Tarragona (17), las de Deusto, Mondragón y Ramón Llull (con 16 cada una), Carlos III de Madrid (15), Autónoma de Madrid y Politécnica de Cataluña (con 14 cada una), Universidad de Girona y Valencia-Estudi General (13), Santiago de Compostela y Vigo (12).

Mientras, de la clasificación se desprende que las universidades con menor rendimiento relativo -es decir, aquellas que tienen más indicadores en el grupo de menor rendimiento-, se encuentran: la Universidad Internacional de la Rioja, la Politécnica de Cartagena, la San Jorge, CEU Cardenal Herrera y Vic-Central de Cataluña.

Por comunidades autónomas, Cataluña, Navarra, Madrid, Aragón, País Vasco, Asturias, Comunidad Valenciana, Cantabria, Galicia y Castilla y León son las diez con unos sistemas universitarios con un mayor rendimiento, según este ranking; frente a La Rioja, Extremadura y Andalucía, con menor rendimiento relativo.

En cuanto a la titularidad, entre las diez primeras universidades del ranking se encuentran cuatro privadas (la Universidad de Navarra, la de Deusto, Mondragón y Ramón Llull). En este sentido, los autores del estudio han señalado que no hay grandes diferencias con las públicas aunque las privadas destacan más, en términos relativos, en los indicadores de Enseñanza y Aprendizaje mientras que las públicas sobresalen en Investigación.

El ranking CYD comparte objetivos y metodología con el ranking internacional U-Multirank, promovido por la Comisión Europea en cuya última edición (2017) han participado 1.497 universidades. En comparación con esta clasificación, el 51% de las universidades españolas se sitúa por encima del promedio en Enseñanza y Aprendizaje; el 37% lo hace en Investigación; el 27%, en Transferencia de Conocimiento; el 40%, en Orientación Internacional y el 66%, en Contribución al Desarrollo Regional.