Paco Reyes.
Paco Reyes. EUROPA PRESS

Así se lo ha ratificado a Europa Press el portavoz local, Paco Reyes, a la vista de que el dictamen de la Junta Electoral Central -solicitado por el ayuntamiento a instancias de los socialistas- deja claro que Antón Barba mantiene su derecho de ser edil pese a negarse a tomar posesión hace casi un año (desde el pleno de julio).

"Conserva la condición de concejal electo en tanto no renuncie a la misma", subraya este órgano, puesto que la ley no establece "un plazo" para acceder al cargo; y señala que debe seguir siendo convocado a los plenos.

Barba, funcionario en el ayuntamiento, no puede compatibilizar su trabajo con el asiento en la corporación municipal, de modo que requirió la única dedicación exclusiva asignada al PSOE: la que actualmente percibe Paco Reyes, a quien llegó a exigir su renuncia por los malos resultados electorales y se ofreció para ocupar su cargo.

"UNA LAGUNA LEGAL"

Mientras esta situación se dilata, Reyes incide en que existe "una laguna legal", toda vez que los alcaldes y los diputados sí tienen un plazo fijado para tomar posesión de su cargo. Es lo mismo que ha escuchado, según su relato, a dos catedráticos de Derecho Constitucional y de un magistrado de Tribunal Constitucional con los que se ha puesto en contacto.

Así pues, y a la vista de que no existen precedentes de otros casos que acabasen en los tribunales, los servicios jurídicos de Ferraz deberán decidir en los próximos días si presentan un contencioso para intentar cubrir la plaza que el 2 de mayo de 2016 se produjo en el grupo socialista en Santiago como consecuencia de la renuncia de María Tobar.

Por su parte, Antón Barba, quien se encuentra de baja médica, rechaza hacer declaraciones y ni siquiera atiende las llamadas del partido, como desveló el propio secretario local, Alfonso Tourís, pese a su cuarto de siglo de militancia.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.