El partido de extrema derecha Democracia Nacional (DN) se presentó el sábado en Valladolid con el propósito de "defender la unidad nacional", así como los intereses de los españoles "en primer lugar".
Los españoles se ven "perjudicados" a la hora de encontrar un trabajo  

Durante el acto de presentación del partido, el presidente nacional de la formación, Manuel Canduela, explicó que Democracia Nacional se dirige a un sector "cada vez más numeroso de población" que está "cansada de ser ciudadanos de segunda por defender la bandera de su país".

Canduela aseguró que frente a la "moda" de separatismo y destrucción que "reina" entre los españoles hace falta impulsar un partido que defienda la "democracia nacionalista en España".

Asimismo, se mostró "molesto" porque a su juicio ahora los españoles se ven "perjudicados" a la hora de encontrar un trabajo y "quienes salen beneficiados son los extranjeros, lo mismo que la presión fiscal, que es mucho más elevada para los españoles que para los inmigrantes", argumentó.

En este sentido, el presidente nacional de DN manifestó estar en contra de la inmigración ilegal y masiva, que a su juicio supone una "rápida agonía" del país.

De esta forma, el programa de DN se centrará en la defensa de los españoles y de la unidad nacional, aunque también trabajarán en la lucha contra el bipartidismo del panorama político y en la defensa de la vivienda como un derecho y no como un privilegio, así como en la defensa del pequeño empresario y de la seguridad ciudadana.

Democracia Nacional cuenta con diez años de historia y con varios concejales en ayuntamientos de municipios de Castilla y León. En Valladolid tiene cerca de 200 afiliados y su presidente nacional espera obtener "muy buena aceptación, si no es en las próximas elecciones sí a largo plazo".

Manifestaciones en contra

En el mismo lugar y una hora antes del inicio del acto organizado por DN, cerca de 200 manifestantes del partido de extrema izquierda Ateneo Republicano se concentraron en las puertas del Centro Cívico Juan de Austria para protestar porque se cedan espacios públicos a "partidos fascistas".

Repartir entre los viandantes un comunicado en el que explicaban en qué consistía el acto organizado por DN

La intención de los manifestantes era situarse en el paseo de Zorrilla y repartir entre los viandantes un comunicado en el que explicaban en qué consistía el acto organizado por DN y sus motivos para oponerse. No obstante, los 35 efectivos de la Policía Nacional concentraron a los simpatizantes del Ateneo Republicano en el centro de la plaza Juan de Austria y les rodearon para evitar cualquier posible altercado entre ambas formaciones.

En este escenario, los manifestantes gritaban consignas como "Nuestro Ayuntamiento apoya a los fascistas" o "Qué pena nos da Democracia Nacional", mientras desde el edificio del Centro Cívico, los simpatizantes de DN les observaban desde las ventanas, hecho que irritaba cada vez más a los republicanos.