Memorandum de entendimiento
El ministro español de Trabajo, Jesús Caldera (d), y el titular senegalés de Interior, Ousmane Ngom (i) intercambian sus carpetas (EFE / Saliou Traoré). EFE / Saliou Traoré

El ministro español de Trabajo, Jesús Caldera, y el titular senegalés de Interior, Ousmane Ngom, firmaron, el sábado en Dakar, un memorándum de entendimiento relativo a un programa de contratación laboral a favor de 2.700 senegaleses.

Según el documento, este programa, que se realizará en los dos próximos años, pone de manifiesto la voluntad de ambos países de reforzar la cooperación en todos los ámbitos, especialmente en lo que se refiere a la gestión de los flujos migratorios.

Las empresas de pesca concederán un total de 2.000 contratos a jóvenes que serán formados durante un periodo de tres meses en un centro de formación marítima en Dakar paso previo a una selección definitiva y la posibilidad de trabajar en España.

Los otros 700 contratos se destinan al sector de la agricultura, especialmente la explotación de las fresas y se pondrá en marcha en enero próximo.

Un buen número de mujeres integrarán el programa agrícola
Se prevé que un importante número de mujeres integre este programa agrícola para favorecer el principio de igualdad de género.


Alternativa creíble

Los contratados trabajarán una temporada en España y volverán a su país para mantener a su familia y trasladar las experiencias adquiridas durante la estancia.

En una rueda de prensa ofrecida conjuntamente, Caldera y Ngom destacaron que la firma del memorándum demuestra que "una alternativa creíble a la emigración ilegal es posible".

Caldera resaltó que los casi 40.000 emigrantes senegaleses que viven y trabajan en España no tienen ningún perfil delictivo y no hay ninguno en las cárceles.

"Los senegaleses tienen un excelente perfil para integrarse en la sociedad española", agregó Caldera, que expresó su voluntad de animar personalmente a las empresas a contratar una mano de obra procedente de este país que se ha convertido en una prioridad para España.

Dijo que los nuevos contratos ofrecidos por las empresas de pesca y agricultura hacen posible cumplir con la solicitud del gobierno de Senegal de colocar a 4.000 trabajadores en el mercado laboral español.