Pedro Sánchez
El candidato a la Secretaría General del PSOE Pedro Sánchez, durante su participación en un acto sobre la igualdad. EFE/Fernando Villar

El ex secretario general del PSOE y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, se ha posicionado este jueves en contra de la maternidad subrogada, ya que a su juicio supone una utilización del cuerpo de la mujer equiparable al de la prostitución y la trata.

"No estoy a favor de utilizar el cuerpo de la mujer para la prostitución, para la trata, ni para la maternidad subrogada. Está plasmado en nuestro documento y lo defenderemos desde la ejecutiva federal", ha afirmado en un acto con una treintena de feministas activistas, en el que ha recibido el apoyo de Carlota Bustelo, considerada uno de los pilares del feminismo actual.

Sánchez es el único candidato a la Secretaría General que ha expresado su posición sobre este asunto -y que la recoge en su proyecto político "Por una nueva socialdemocracia"-, mientras que Susana Díaz y Patxi López no lo han hecho, ni la ponencia marco del 39 Congreso Federal del PSOE contiene una idea clara al respecto.

El proyecto político con el que Sánchez concurre a las primarias señala que "los vientres de alquiler suponen una mercantilización de las mujeres" y que "se deberán promover y facilitar los mecanismos de adopción". La ponencia del congreso, por su parte, recoge sobre este asunto que "se ha abierto un debate en la sociedad y en el seno del partido" que los socialistas deberán "afrontar con absoluta libertad", desde sus "principios y valores".

Durante el acto, en el que ha participado la exministra Carmen Calvo, una de las coordinadoras de la parte dedicada a políticas sociales del documento de Sánchez, éste se ha declarado también "radicalmente en contra de la custodia compartida impuesta" y se ha comprometido a "restituir el derecho de las mujeres de 16 a 18 años" a interrumpir voluntariamente su embarazo, si el PSOE cuenta con una mayoría parlamentaria suficiente para ello.

Aclamado por las feministas, el candidato ha criticado la "involución que se ha producido con el Gobierno del PP en políticas de igualdad" y ha abogado por que la igualdad sea "transversal, no sectorial" y uno de los principales motores de sus planteamientos.

Al acto han acudido las exministras Beatriz Corredor y Carmen Calvo, que ha sostenido que en estas primarias están "en el sitio donde se va a pelear la nuevo definición del PSOE como partido feminista". Calvo ha coincidido con las presentes en que "la maternidad la tienes que vivir si te toca" y en que las socialistas no pueden "consentir que las mujeres se conviertan en instrumentos que se alquilan", también porque son las "mujeres pobres las que alquilen sus vientres".