Zapatero en la Cumbre
El Rey Juan Carlos conversa con la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (EFE / Iberchile). EFE / Iberchile

Las descalificaciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al ex-presidente del gobierno español, Jose María Aznar, provocaron una respuesta del presidente Jose Luis Rodríguez Zapatero, en la que le recordó que "en una mesa en la que hay gobiernos democráticos, se tiene como principios esenciales el respeto".

Chávez, quien ayer llamó "fascista" a Aznar en las sesiones de la cumbre , insistió en esas críticas, y sostuvo que, en una conversación privada le respondió "esos se jodieron" (sic) al aludir a los países más pobres del mundo.

Ante esa intervención, pidió la palabra el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para recordar al líder venezolano que estaba en una mesa con gobiernos democráticos que representan a sus ciudadanos en una comunidad iberoamericana que tiene como principio esencial el respeto.

"Se puede estar en las antípodas de una posición ideológica y no seré yo quien esté cerca de las ideas de Aznar, pero fue elegido por los españoles y exijo ese respeto", pudo decir Zapatero mientras Chávez intentaba interrumpirle defendiendo su derecho a opinar libremente.

La última vez

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió cuando abandonaba la cumbre en declaraciones a los periodistas, de que espera que sea "la última vez" que en un foro como la cumbre iberoamericana alguien actúa como lo ha hecho el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El jefe del Ejecutivo subrayó que España considera absolutamente inapropiado y no aceptable" en un foro democrático como esta cumbre, donde todas las ideas pueden expresarse libremente, que haya descalificaciones a personas que han tenido una responsabilidad fruto de la voluntad popular.

"Espero que sea la última vez; espero que sea la última vez -dijo por dos veces Zapatero- porque construir un diálogo democrático es, ante todo, construir el respeto".