Manifestación contra Maduro
Cientos de personas participan en una manifestación nocturna contra el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, este miércoles, en Caracas. CRISTIAN HERNANDEZ / EFE

El Ministerio Público de Venezuela (MP, Fiscalía) informó este miércoles de la muerte por un disparo de un adolescente de 15 años en el transcurso de una manifestación en el occidental estado de Táchira, aunque el joven no participaba en la protesta.

"Comisionada fiscal 16 de Táchira para investigar muerte de un adolescente de 15 años durante una protesta en San Cristóbal", capital de Táchira, agregó el organismo a través de la red social Twitter.

En un comunicado posterior, la Fiscalía explicó que el martes "el joven de 15 años realizaba compras en un abasto" en el sector Sabaneta del municipio San Cristóbal, "cerca de donde se realizaba una manifestación, cuando recibió un disparo a nivel umbilical".

La víctima fue trasladada al Hospital Central de San Cristóbal Dr. José María Vargas, donde murió este miércoles, agregó el MP.

Ante la muerte del adolescente, el dirigente de oposición y dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, escribió en Twitter: "Otro joven venezolano con solo 15 años asesinado en nuestro Táchira! Cuántos más @nicolasmaduro por tu enferma ambición de poder? JUSTICIA!".

Policías detenidos

Por otra parte, el MP informó de que dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) fueron detenidos y serán imputados por la muerte de Luis José Alviarez, el joven de 18 años que falleció el martes tras recibir un impacto de bala en el tórax, en el marco de una manifestación en el occidental estado Barinas.

"Los funcionarios Wilfredo Casanova y Carla Sayago fueron detenidos este miércoles #17May y serán presentados en las próximas horas", dijo el MP en Twitter.

Con la de este adolescente en Táchira, se elevan a 44 las muertes registradas en el mes y medio de manifestaciones antigubernamentales, según datos de la Fiscalía y de las autoridades.

Las protestas forman parte de la agenda opositora que comenzó después de que el Tribunal Supremo se atribuyera las funciones de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, y aunque la decisión fue revocada en medio de la presión internacional, los antichavistas insisten en denunciarlo.

La escalada de la tensión se recrudeció cuando Maduro anunció el inicio de un proceso constituyente para redactar una nueva Carta Magna como la "única" manera de conseguir la paz, lo que sus detractores ven como un golpe de Estado y una manera de perpetuarse en el poder.