San jacinto
Los pasos de peatón en San Jacinto son apenas visibles.

Los vecinos de Triana están expuestos al peligro de un atropello cuando cruzan la calle San Jacinto de una acera a otra. La calle más transitada del barrio tiene la mayoría de sus pasos de cebra casi totalmente borrados. La calle tiene nueve cruces para peatones, contando los tres de la antigua fábrica Hispanoaviación, y ocho de ellos están en muy mal estado.

Los vecinos aseguran que hace años que no se han vuelto a pintar y lamentan que el Ayuntamiento tenga tan abandonada esta calle. «Está totalmente olvidada. Los adoquines levantados, baches, charcos. Y todos los pasos de cebra han desaparecido. Hay peligro en aquellos que no hay semáforo», dice Joaquín Estévez, comerciante.

El más peligroso, de hecho, es el que está a las puertas del colegio Protectorado de la Infancia, donde el año pasado una anciana perdió la vida al ser arrollada por una furgoneta. Aquí, cada mañana, «agentes de la Policía Local tienen que regular el tráfico para que los niños crucen seguros a la entrada y salida de las clases», explica Marisa, que trabaja frente al colegio, «hacen falta que pinten pasos nuevos ya».

Los vecinos critican que se pavimenten calles céntricas, pero se olviden de los barrios. «Pagamos impuestos para que nuestro barrio esté bien, con calles decentes para que el ciudadano vaya con seguridad», dice Ángeles González.