Obras María Agustín
Varios operarios trabajan en las obras del carril bus del paseo María Agustín. FABIÁN SIMÓN

Las obras del carril bus en el paseo María Agustín, el corte de paseo Teruel y los desvíos en el entorno del Puente de Piedra mantienen atascado el centro de la ciudad y lo seguirán haciendo hasta final de año. Al menos, esta semana puede haber un alivio con la apertura de paseo Echegaray, que facilitará una salida hacia el puente de La Almozara.

La finalización de las obras del paseo Teruel, por donde pasan 11.500 coches al día, estaba prevista para el 3 de diciembre, pero unos problemas con las canalizaciones hicieron necesario un mes de prórroga, así que los vecinos pasarán la Navidad entre zanjas.

El tramo de la avenida Ranillas cortado entre Clara Campoamor y Pablo Ruiz Picasso no estará listo hasta abril, a pesar de que el plazo cumple en diciembre
Además, desde hoy se cortara de forma alternativa el
acceso a los garajes. Los vecinos podrán aparcar en el solar del antiguo colegio Jesús y María y en el garaje en desuso de Ágreda, con una tarjeta identificativa facilitada por el Ayuntamiento.

Las obras del Espartidero y del Cuarto Cinturón, las de la plaza de la Ciudadanía y del carril bus de María Zambrano también suponen un gran perjuicio para la circulación, sobre todo para los autobuses que circulan por allí y acumulan largos retrasos.

En Miralbueno ya se han acostumbrado a vivir con obras. El Ayuntamiento informaba, a mediados de junio de 2006, que el Camino del Pilón (entrada al barrio) iba a estar cerrado cuatro meses para acometer obras en el vertido, pero todavía sigue cortado. La carretera de Garrapinillos también acumula atrasos. La semana pasada se aprobó una ampliación del plazo de tres meses y medio.

El tramo de la avenida Ranillas cortado entre Clara Campoamor y Pablo Ruiz Picasso no estará listo hasta abril, a pesar de que el plazo cumple en diciembre.

Sierra Vicor, Iriarte Reinoso y General Capaz son otras calles más pequeñas que también están en obras, pero, de momento, los trabajos se desarrollan con normalidad.

Proyectos que se demoran

Miguel Servet. Su licitación estaba prevista para 2006, pero se retrasó y a principios de este año se decidió posponerla porque el plazo de ejecución es de 18 meses y coincidiría con la Expo. Se hará después de la muestra.

Plan de barrios. La semana pasada, la Junta de Gobierno Local aprobó una ampliación del plazo de ejecución de las obras del plan de barrios de tres meses y medio, por lo que hasta bien entrado 2008 no habrán terminado. Entre estas obras destacan la de la rotonda del Espartidero en Santa Isabel y la carretera de Garrapinillos.

Avenida de Ranillas. No estará lista hasta abril de 2008, a pesar de que el plazo termina el mes que viene, y obliga a desviar vehículos por el Actur, que ya está saturado.

Paseo Teruel. Hubo que prorrogar un mes el plazo de ejecución por unos problemas con las conducciones. Entre este corte y las obras de María Agustín (por donde pasan 42.000 vehículos) la zona está atascada.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA .