Los muertos en accidente de moto en Catalunya de enero a septiembre se duplicaron respecto al mismo periodo del año anterior, según datos ofrecidos hoy por el director del Servei Català de Trànsit (SCT), Josep Pérez Moya, durante el VII Simposio Internacional de Antropología Viaria realizado en Barcelona.

Moya afirmó que "la siniestralidad en las motos se ha incrementado en un 100 por cien", al pasar de 34 a 68 los muertos --en 33 y 65 accidentes, respectivamente-- contabilizados en la red vial catalana desde enero hasta septiembre. También hasta septiembre se han registrado 272 heridos graves.

La tendencia de siniestralidad en la moto "va en aumento", a diferencia del coche, cuyo número de accidentes se ha reducido un 2%
Incluso, el número de muertos ha superado ya el de todo el año pasado, cuando se contabilizaron 50 muertos en 51 accidentes, según datos de Trànsit.

El director del SCT lamentó que la tendencia de siniestralidad en la moto "vaya en aumento", a diferencia del coche, cuyo número de accidentes se ha reducido en un 2 por ciento.

El director del SCT también reconoció que las actuales estrategias impulsadas "funcionan con los coches, pero no con las motos", y apuntó a la necesidad de añadir a las políticas globales de seguridad "políticas específicas" para los vehículos de dos ruedas, con el fin de conseguir "llegar a la siniestralidad cero".

Antropología viaria

En el Simposio Internacional de Antropología Viaria, este año titulado 'Seguridad y civismo: el gran reto del espacio viario', Moya también hizo referencia a la importancia de "considerar la conducción un riesgo para no confiarse en el volante" y "reducir la velocidad en las carreteras para minimizar los accidentes y sus efectos".

El simposio contó con el presidente de la comisión de seguridad vial y prevención de accidentes de tráfico en el Congreso, Jordi Jané (CiU), cuya ponencia se centro en el deseo compartido de ciudadanos y profesionales de aumentar la seguridad; y con el presidente del Institut d'Estudis Catalans (IEC), Salvador Giner, que habló del civismo como elemento esencial a tener en cuenta frente a las posibilidades que ofrece actualmente la tecnología.