Benazir Bhutto
Bhutto, en una imagen de archivo (Reuters) REUTERS/Faisal Mahmood

Las autoridades paquistaníes han levantado el arresto domiciliario contra la ex primera ministra, Benazir Bhutto, según han informado fuentes policiales a la cadena estadounidense CNN. La Casa Blanca había exigido a Paquistán que terminase pronto el estado de excepción, pidiendo a todas las partes implicadas el cese de la violencia. "Unas elecciones libres y justas requieren que se levante el estado de emergencia" ha reconocido Gordon Johndroe, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Musharraf ya anunció este viernes que liberaría a la líder opositora en un plazo de veinticuatro horas
El presidente pakistaní, Pervez Musharraf ya anunció este viernes que liberaría a la líder opositora en un plazo de veinticuatro horas. Finalmente, ha adelantado este anuncio. La dirigente
estaba en arresto domiciliario desde el jueves por la noche. La propia Casa Blanca reclamó al Gobierno de Pakistán que devolviera "la libertad de movimiento" inmediatamente a Buttho y a los demás detenidos.

La Casa Blanca, "preocupada"

En un comunicado, el Consejo de Seguridad Nacional insiste además en que la Casa Blanca "permanece preocupada por la continuación del Estado de Emergencia y por el recorte de las libertades fundamentales".

En la nota, leída por el portavoz Gordon Johndroe, el Consejo, que depende directamente del Gobierno, reclama que "se devuelva la libertad de movimiento a la antigua primera ministra y a otros miembros de su partido, así como que sean liberados todos los detenidos".

Además, se urge de nuevo a "las autoridades pakistaníes a que devuelvan rápidamente el país al orden constitucional y a las normas democráticas".

Musharraf no quería que Bhutto protestara

El régimen del presidente paquistaní, Pervez Musharraf, puso el jueves por la noche bajo arresto domiciliario a la ex primera ministra Bhutto para evitar una protesta convocada contra el general.

La líder opositora ha intentado salir de su residencia en Islamabad por la puerta trasera para acudir a la protesta, que ella misma había convocado, lo que han impedido numerosos agentes que acordonan la casa, según el canal privado "Dawn".

"No tengo miedo a la muerte", ha asegurado Bhutto, en declaraciones recogidas por la cadena Geo TV . Musharraf ha ordenado el despliegue de 6.000 agentes en la ciudad de Rawalpindi -vecina de Islamabad- para evitar la manifestación opositora.

Gas lacrimógeno para paliar las manifestaciones

Allí, las fuerzas de seguridad lanzaaron gas lacrimógeno contra manifestantes del Partido Popular de Pakistán (PPP) -de Bhutto- para abortar el comienzo de la protesta.

Aunque en un principio el Gobierno paquistaní aseguró estar velando por la "seguridad" de la líder del PPP, finalmente un magistrado ha entregado la orden de detención contra ella cuando intentaba salir de su casa, según una fuente oficial citada por "Dawn".