Britney Spears
Britney Spears, saliendo de un coche entre los fotógrafos y agentes de seguridad (©KORPA). ©KORPA

La cantante estadounidense Britney Spears se ha saltado 8 de las 14 pruebas aleatorias para la detección de drogas y alcohol que le ordenó el juez como parte de la batalla judicial que mantiene con su ex marido Kevin Federline para la custodia de sus dos hijos, Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno.

El abogado de Federline, Mark Kaplan, denunció en una vista ante un tribunal de Los Angeles, que en diversas ocasiones el juez del caso reprendió a Spears por no responder a las llamadas para que se sometiera a los exámenes.

El juez ordenó a Spears estar localizable las 24 horas del día

El magistrado ordenó este jueves a la joven de 25 años que proporcionara un número de teléfono en el que estuviera disponible las 24 horas del día ya que de 14 llamadas que hizo el laboratorio encargado a Spears, la artista no respondió ocho.

Por su parte, Anne Kiley, abogada de la cantante, indicó que el procedimiento de llevar a cabo pruebas aleatorias es "inconstitucional", y que el hecho de que Spears no responda a las llamadas para someterse a los test no indica que consuma drogas.

La letrada también subrayó que Spears cambia con frecuencia de número de teléfono y que a veces no puede ser ubicada a causa de sus numerosos compromisos.

Por último, el juez indicó en la vista sobre el caso que realizar una llamada a primera hora de la mañana no era "pedir mucho". Algo que la abogada de Spears criticó diciendo que"lo que pasa es que usted no es una estrella del pop con un disco en el puesto número uno de ventas".

En la actualidad, Spears debe someterse a las citadas pruebas dos veces a la semana y debe entregar una muestra de orina en las seis horas posteriores a recibir la llamada para realizar los test.

En caso de que la ex princesa del pop no se someta a una de las pruebas, el tribunal la considera no superada.