Condena a la Frikipedia
El administrador del sitio tendrá que indemnizar. FRIKIPEDIA
La Audiencia Provincial de Madrid ha ratificado la sentencia del pasado mes de enero en la que un tribunal condenó a la página web Frikipedia a pagar una indemnización de 600 euros a la SGAE por un delito contra el honor, además de obligar a sus responsables a pagar las costas de juicio.
El fallo de la Audiencia es firme y contra él no cabe recurso

La Frikipedia es una página que funciona de forma similar a la Wikipedia, con artículos creados por los internautas libremente. Pero en el caso de la web ahora condenada, los contenidos son de carácter humorístico. Uno de ellos, cargó contra la sociedad de gestión de derechos de autor y uno de sus directivos, Pedro Farré, y la SGAE presentó denuncia por ello.

En enero de 2007, un tribunal emitió una prmera sentencia en la que condenaba a la Frikipedia a pagar una indemnización de 400 euros a la SGAE, y otros 200 a Farré. La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado ahora ese fallo en una sentencia en firme que no admite recurso, según explica el administrador del sitio en su blog.

1.200 euros en donaciones

El responsable de la Frikipedia, que se identifica con el apodo de Krusher, ha logrado reunir mediante donaciones 1.222 euros, con los que pagará parte de los honorarios de su abogado, que según afirma cobrará unos 1.700 euros por lo que pondrá lo que falta de su bolsillo. "Falta por considerar los 600 euros que debo a la SGAE y a Pedro Farré, aún no sé exactamente de dónde los voy a sacar. También faltan por tasar las costas judiciales, que espero no sean demasiado cuantiosas", señala.

La sentencia señala que la condena se debe a que los comentarios considerados injuriosos no se retiraron de la web, pese a que Kruser afirma que "no tenía conocimiento de dicho artículo antes de la demanda". El fallo vuelve a poner de actualidad el debate de la responsabilidad de las páginas web sobre los comentarios y contenidos que los internautas publican en ellas.

Hasta ahora era posible participar en la Frikipedia de forma anónima, sin registrarse, pero tras la sentencia condenatoria el administrador del sitio ha decidido exigir a todos sus usuarios que se identifiquen. Una forma de intentar hacer responsable a cada uno de sus comentarios.