Bull terrier.
Bull terrier.

Antes de comer, Florentina bajó ayer jueves al supermercado de su barrio Miribilla en Bilbao con su perra Zuri. Llevaba a su menuda mascota atada con una correa cuando dos bull terrier salieron al acecho. Mordieron con tal fuerza a Zuri que rompieron al cadena con que le sostenía Florentina. Mataron a dentelladas a la perrita, una mezcla de pequinés, de 12 años de edad.

En el ataque también resultó herida su dueña, de 62 años, que intentó rescatar a Zuri. La mujer sufrió heridas en las manos y brazos.

Sueltos y sin bozal

Los dos depredadores estaban sueltos y sin bozal, agazapados bajo un coche, según publica hoy el periódico El Correo. Su dueño estaba conversando con un amigo del barrio y los perros actuaron a sus anchas.

Pero no era la primera vez que ocurría. Los dos bull terrier ya habían atacado en una ocasión anterior a Zuri. Florentina decidió entonces no denunciar, fiándose del compromiso del dueño de los perros de que los tendría amarrados en lo sucesivo.

Un familiar fallecido

Los sanitarios de la ambulancia que acudieron al lugar de los hechos tuvieron que sostener a Florentina, que se desvanecía del dolor. Su familia tomaba a Zuri como un miembro más de la familia. A veces dormía en su cama. Ella explica que la perrita llenaba de alegría a la familia. Florentina y su marido tienen dos hijos, ambos minusválidos, que estaban muy unidos a su mascota.

Los dos perros agresores serán llevados hoy al Servicio Municipal Canino de Bilbao, que estudiará qué hacer con ellos.