O. J. Simpson
O. J. Simpson, durante la vista. (EFE). EFE

Un vendedor de productos deportivos declaró en una vista judicial que el ex astro del fútbol americano de Estados Unidos O.J. Simpson le robó centenares de artículos, en un atraco en el que participaron varios hombres, uno de ellos armado.

La audiencia judicial, que se espera que dure al menos dos días, según dijo este jueves el fiscal David Rogers, decidirá si la antigua estrella de fútbol americano es juzgada por robo y secuestro.

Durante el presunto robo, llevado a cabo en una habitación de un hotel de Las Vegas (Nevada) el pasado mes de septiembre, Simpson y sus acompañantes se llevaron varios objetivos firmados por la ex estrella de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés)) y otros artículos deportivos de colección.

Cadena perpetua

El ex deportista, que podría enfrentarse a cadena perpetua si es hallado culpable, sostiene que entró en la habitación para recuperar unos artículos que eran suyos y que le habían sido sustraídos. Dos de las personas que le acompañaron en el incidente, Clarence Stewart y Charles Ehrlich, ambos de 53 años, se enfrentan también a los cargos de robo y secuestro, entre otros.

El vendedor Bruce Fremong manifestó en la audiencia, celebrada en Las Vegas, que concertó una entrevista en su hotel con un comprador anónimo el pasado 13 de septiembre, y quien apareció fue Simpson, de 60 años, quien le espetó que esos artículos que poseía, le pertenecían. Fremong dijo que Simpson empezó a gritar: "¡Ésta es toda mi mierda! Todo esto me pertenece. Tú me la has robado. Recojamos todo y salgamos de aquí".