Dos cordobeses crean un mando barato para manejar todo el hogar
Elisabeth y Javier han sido reconocidos por su mérito emprendedor. (R.S)
A sus 21 años, Javier Cobos Mesa, estudiante de Ingeniería Informática, y Elisabeth Calero Cortés, de Administración y Finanzas, han ganado uno de los accésits del primer Concurso de Ideas 2007 de la Universidad de Córdoba. Un certamen al que se han presentado 28 propuestas, pero sólo ocho han sido premiadas. El proyecto de Javier y Elisabeth, Domocor21, trata de mejorar la seguridad y la calidad de vida de las personas discapacitadas. Gracias a un mando a distancia se activan las tareas más cotidianas de la casa, según afirman los jóvenes a 20 minutos. Subir la persiana, descorrer las cortinas, abrir puertas o encender la luz ya no supondrá ningún esfuerzo para las personas dependientes, gracias al sencillo control remoto inventado por los chicos. Las personas con dificultades físicas «lo tendrán más fácil y barato», afirma Javier, ya que la originalidad del proyecto está en su bajo coste, muy inferior al de los sistemas domóticos actuales, que necesitan de un cuadro de instalación previa. El dinero ganado, 1.500 euros, lo invertirán en crear su propia empresa de software para móviles. Pero esto será a largo plazo, ya que dicen que tienen poco tiempo y mucho que estudiar aún. Si quieres saber más sobre su trabajo, tienes un ejemplo en su propia página web (www.mzunsoft.es), en la que dan a conocer a los internautas curiosidades y consejos sobre el mundo de la Red. La coordinación de ambos jóvenes ha sido crucial para obtener el premio. Elizabeth ha puesto la creatividad y Javier, los conocimientos técnicos, así se han hecho con esta victoria. «El uno sin el otro no hubiéramos podido», reconocen. Ambos afirman que si la Junta de Andalucía financia su proyecto de domótica, se pondrán al frente de él sin vacilar «ni un sólo momento para hacerlo una realidad».