Aqua Dots
Anuncio de Aqua Dots, uno de los juguetes más populares de EE UU.

Las autoridades australianas pidieron hoy a sus ciudadanos que se aseguren de que ningún niño pueda acceder al juguete Bindeez tras la hospitalización de un sexto niño por tragarse sus bolitas contaminadas.

Un bebé de 18 meses ingresó en un hospital de Newcastle, al norte de Sídney, y se encuentra en situación estable pero grave, tras ingerir las bolitas del juguete, en las que se han hallado restos de la droga GHB, o éxtasis líquido.

Otros casos

Otros cinco niños australianos y neozelandeses han sido ingresados este mes por el mismo motivo.

Ayer, el Gobierno australiano prohibió la comercialización de Bindeez y advirtió a los padres de que deben estar atentos a que sus pequeños no consuman las bolitas del juguete. "Es un producto extremadamente venenoso y tiene el potencial de matar", señaló la consejera de Comercio del estado de Nueva Gales del Sur, Linda Burney.

El juguete, comercializado según el país bajo los nombres de Bindeez o Aqua Dots, permite crear varios diseños mediante la utilización de pequeñas bolitas de diversos colores que se pegan cuando se rocían con agua.