Le dan menos importancia al alcohol, los porros y la cocaína. «Los jóvenes están perdiendo el miedo y la percepción del riesgo de las drogas, pero no sólo ellos, sino también el entorno familiar». Son palabras del director en Granada del Proyecto Hombre, José María Tortosa, que ha detectado a través de su organización la cada vez mayor proximidad de los jóvenes tanto a las drogas legales como a las ilegales. «De ahí la importancia que tienen los talleres y actividades de prevención», añade Tortosa.

Precisamente, el Ayuntamiento de Granada ha obtenido el primer premio (a nivel nacional) a las Buenas Prácticas en Drogodependencias por su programa Rebélate, vive sin drogas. Galardón a la constancia Se trata de un premio «a la constancia y al trabajo duro desarrollado por las asociaciones que colaboran en el programa, administraciones, servicios sociales...», valora la concejala de Bienestar Social, Ana López Andújar. En él se han realizado talleres de hábitos saludables y de prevención con personas en riesgo de exclusión social.