El plan está en proceso de licitación. Muy pronto las carreteras dependientes de la Diputación de Granada dejarán de ser un peligro para los motoristas. La instalación de guardarraíles más seguros en los 100 kilómetros de vías controladas por el órgano provincial (el 8% de la red viaria granadina) será un hecho, ya que el plan se encuentra en fase de licitación. De hecho, los presupuestos de la Diputación para este año incluyen una partida para estos trabajos, que costarán 250.000 euros y durarán cinco años.