Cuatro inmigrantes subsaharianos han logrado sobrevivir a ocho días de navegación durante los que permanecieron escondidos en el hueco del casco de un petrolero con bandera de Bahamas que partió de Lagos (Nigeria) y llegó el lunes a Las Palmas de Gran Canaria.

Los cuatro inmigrantes se encontraban en buen estado de salud

Estos cuatro polizones se ocultaron durante la travesía en el hueco donde entra el eje del timón del petrolero, de unos 180 metros de eslora, que, tras una parada en el Puerto de La Luz y de Las Palmas, se disponía a seguir hacia Gibraltar.

Cuando el petrolero fondeó, el pasado lunes, en la rada norte del puerto de la capital grancanaria, los ocupantes, entre ellos el consignatario de la falúa que se dirigió al buque para prestarle asistencia, se percataron de que había dos personas en la pala del timón.

Tras recibir la alerta, Salvamento Marítimo dirigió a la zona a la embarcación Salvamar Nunki, cuya tripulación localizó a otras dos personas que se escondían en un hueco del casco.

Los cuatro inmigrantes subsaharianos fueron conducidos, sanos y salvos, hasta el puesto de la policía de fronteras del puerto de la capital grancanaria, donde se hicieron cargo de ellos, agregaron las fuentes.