Había ido al servicio y, al salir, el local había cerrado.  Una mujer de 40 años tuvo que ser rescatada a las 8.30 horas de ayer de la discoteca viguesa La Ruina, situada en la confluencia de las calles Salamanca y Gran Vía.

La mujer había ido al servicio y, cuando salió, se encontró con que el establecimiento ya había cerrado sus puertas. Ante esta situación empezó a dar gritos reclamando auxilio. Una patrulla de la Policía Local que pasaba por la zona escuchó los gritos de la mujer alrededor de las siete de la mañana.

Orden judicial

Después de varios intentos de apertura del local, fue necesaria la intervención de los bomberos. Tras esperar más de una hora por la autorización judicial, que permitió abrir la discoteca, los bomberos rescataron a la mujer, que se encontraba en perfectas condiciones y no había sufrido ningún daño, a excepción del natural susto.

Un niño, en un ascensor

Un niño se quedó ayer atrapado en un ascensor del edificio número 9 de la plaza Francisco Fernández del Riego. Los bomberos acudieron en su auxilio y fue rescatado sin consecuencias. El incidente se produjo a raíz de un apagón eléctrico que afectó al entorno de la Plaza Elíptica, O Castro y la calle Venezuela entre las 15.55 y las 16.20 horas.