Josep y Pere Pujol
 Los hermanos Josep y Pere Pujol Ferrusola (i-d), hijos del expresidente catalán Jordi Pujol, a su llegada a la Audiencia Nacional. EFE/Zipi

Josep Pujol, hijo del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol, ha declarado que los hermanos Cierco, accionistas mayoritarios de Banca Privada d'Andorra (BPA), "están dando datos falsos" de las cuentas de su familia.

En una entrevista en el diario Público, el tercero de los hermanos Pujol acusa a los propietarios de BPA de aportar a la causa documentos falsificados de una operación fraudulenta supuestamente capitaneada por el comisario Villarejo.

Preguntado a qué se debe, contesta: "Debe ser una estrategia de defensa de ellos porque tienen un grave problema, que han perdido un banco y han puesto querellas para recuperar su dinero pero no sé si podrán recuperarlo con un Gobierno tan pequeño como es el andorrano".

"Lo que están tratando de demostrar es que el banco no lo perdieron por su mala gestión sino porque hay una maniobra detrás orquestada para tumbarles la licencia y el banco", añade.

Agrega que "ellos atribuyen todos los problemas que han tenido al caso Pujol, lo que les cae a ellos cuando hay la transferencia de cuentas desde Andbank, que es el resultado de la fusión de la Banca Agrícola y la Banca Reig, que es donde había tenido la familia (Pujol) el dinero desde toda la vida, desde los años 90".

"Puede acabar costando dinero al Gobierno"

Al respecto, Josep Pujol explica que "hay un momento en que el Andbank dice que no se puede seguir porque por compliance (cumplimiento de las normas legales) tienen que cerrar esas cuentas y la familia Pujol se tiene que ir. Entonces, esto es a finales del 2010, se transfiere el dinero desde Andbank a la BPA. Porque la BPA no ve tanto problema".

"Se le explica el origen del dinero, se le dice que viene de esta herencia, del avi (abuelo) Florenci, y dicen: 'Ah, vale, nos parece bien'. Se pasa el compliance y se abren las cuentas en la BPA. Pero se abren con lo que hay. Porque no hay nada más".

Josep Pujol relata que "cuando la Policía española empieza a trabajar para conseguir las cuentas de la familia Pujol en Andorra montan un proceso de chantaje, supuestamente porque eso debe comprobarse, pero eso es lo que dicen ellos mismos".

"Los Cierco y Joan Pau Miquel (consejero delegado de BPA) afirman que les chantajearon. Si ellos pueden demostrar que perdieron su banco a causa de una extorsión tendrán materia pero la tendrán contra el chantajista, que es la Policía española, así que esto puede acabar costando dinero al Gobierno español", comenta.

"Han reconocido que han dado esa información"

No obstante apunta que "han cometido un delito seguro porque en Andorra existe un delito contra el secreto bancario y ellos han reconocido que han dado esa información". Comenta que los hermanos Cierco "han ido a hablar directamente" con el fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix y han dado información de cuentas del Andbank, alguna de las cuales es falsa".

Josep Pujol asegura que "los números reales" de la fortuna de su familia son "los 2,5 millones procedentes de la herencia, que básicamente son los dos millones de dólares que heredan del abuelo Florenci en los años 80" y no la "fantasía de Villarejo" alusiva a cuentas de entre 1.500 y 1.800 millones de euros.

Preguntado sobre la nota en clave religiosa sobre la "madre superiora" en referencia a su madre asegura que "es una broma que se inventa el gestor bancario que procedía del principio de la relación con él, cuando mi hermano Jordi le conoció y empezó a decirnos que parecía un cura".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.