Vecinos boicotearán el ascensor de Arangoiti para que sea público
Varios vecinos salen del ascensor, bajo la humedad de la pared.(M. Romero)
Los vecinos de Arangoiti están dispuestos a boicotear el polémico ascensor que accede al barrio para evitar lo que llevan sufriendo durante 53 años: el estado «lamentable» de las instalaciones, desde «goteras o falta de luz hasta una completa inseguridad», causado, según denunciaron ayer, por la desidia de la empresa que regenta la concesión desde 1954.

Quieren que el Gobierno vasco rescate la concesión, que finalizará en 2053, y, así, el ascensor sea público. Y, de momento, se manifestarán el próximo jueves, a las 19.30 h en el barrio, pero también harán actos de protesta, como entrar «en tropel y sin pagar».

Justo dos horas después de que los vecinos anunciaran las movilizaciones, el Gobierno vasco comunicó que la reforma empezará el lunes. La solución, según los vecinos, es «pan para hoy y hambre para mañana». Además, «no tiene en cuenta la totalidad de las instalaciones», dijeron.

«He estado dentro 45 minutos»

«Se quedó parado y me tocó estar dentro del ascensor 45 minutos», es el relato de una vecina de Arangoiti. Asegura que desde entonces tiene fobia al ascensor. No es el único problema. Los techos se caen a cachos, la humedad es visible, la galería de 40 metros que accede al elevador resulta «claustrofobica» y la falta de ventilación y de seguridad es un hecho reconocido, incluso, por el Gobierno vasco. El Ejecutivo ha dado a la empresa 600.000 euros para reformar el recinto.